Retoma el Control del Take Away en Tu restaurante con una App

¿Tienes un restaurante al que dedicas toda tu pasión y energía? Si cuidas al detalle la elaboración de tu carta o menú, das mucha importancia a la calidad de la comida que ofreces, valoras una exquisita atención al cliente y deseas favorecer la fidelización y la satisfacción de tus clientes sin renunciar a una gestión ágil, cómoda y asequible de tu restaurante… ¿cómo es posible que todavía no te hayas planteado instalar una app de comida a domicilio?

En los siguientes párrafos te contamos por qué es importante que concedas a estas herramientas la importancia que se merecen: al fin y al cabo, pueden ayudarte a rentabilizar tu negocio y a maximizar los beneficios sin que ello suponga grandes costes ni complicaciones. ¡Sigue leyendo!

Las apps de comida a domicilio, parte de tu estrategia de negocio

Vivimos en una sociedad donde la gente se comunica por redes sociales o whatsapp; donde el teletrabajo está a la orden del día; donde, gracias a las infinitas opciones 2.0, uno puede comprar viajes, vender su coche, ligar, estudiar una carrera, aprender idiomas e incluso enamorarse solamente utilizando el móvil.

Conociendo este contexto, por tanto, no es descabellado asumir que, evidentemente, cada vez son más las personas que incluso prefieren adquirir su cena o comida sin salir de casa: quizás es demasiado tentador saber que, simplemente, puedes elegir lo que te apetece comer y esperar a que te lo traigan rápidamente a casa mientras tú permaneces sentado en el sofá.

Muchas cadenas de comida rápida hace tiempo que se dieron cuenta de las ventajas que una app de comida a domicilio podía generarles. Los restaurantes convencionales tardaron un poco más en reaccionar ante esta evidencia, pero, en los últimos años, cada vez son más los negocios pequeños, tradicionales o familiares que se han sumado a esta tendencia.

¿Por qué? Pues, fundamentalmente, el motivo es el siguiente: solo incorporando herramientas similares a las que ya utilizan desde hace tiempo las grandes multinacionales dedicadas a la alimentación será posible competir con ellas en igualdad de condiciones o, incluso, ofreciendo un valor añadido —personalización, cercanía, calidad— del que a menudo carecen las grandes cadenas de comida rápida, en contraposición a los restaurantes de toda la vida.

Las comandas de comida take away suben en Madrid y Barcelona

Madrid y Barcelona, como paradigma de grandes ciudades de nuestro país, reflejan una incuestionable tendencia al alza en materia de pedidos de comida a domicilio o take away. Esta realidad confirma, por tanto, que —bien sea por el estilo de vida que llevamos, por el ritmo frenético de nuestro día a día o por la sencilla razón de que es posible hacerlo—, no deja de crecer el número de usuarios de apps de comida take away.

Sin embargo, no solo los clientes salen beneficiados con el uso de una app especializada en comida a domicilio y diseñada de forma personalizada para el restaurante que decida incorporar esta valiosa herramienta.

La fácil interacción con los clientes, el trato cercano, la agilidad y concreción de los pedidos, el cálculo eficiente de las distancias para las entregas, la gestión y el control de la materia prima utilizada para realizar el pedido o la posibilidad de ofrecer estímulos, beneficios y programas de fidelización para los usuarios habituales son solamente algunos de los atractivos —a nivel de estrategia de negocio— que un restaurante puede obtener gracias a la implantación de una app adecuada a sus servicios.

En Barcelona y Madrid, las dos ciudades mencionadas, los restauradores tienen ya pocas dudas sobre la conveniencia de adaptarse —renovarse o morir, dicen, ¿no?— a las nuevas tendencias de consumo; unas tendencias que, más allá de centrarse en la preferencia por la pizza, la hamburguesa o el sushi en un sábado cualquiera, lo que parecen confirmar es el auge indudable de una nueva manera de elegir comida, de encargarla y de consumirla: si cada vez son menos las actividades sociales, profesionales o burocráticas que exigen salir de casa, era de esperar que las apps para restaurantes de comida a domicilio o take away llegaran para quedarse.

Desde restaurantes japoneses hasta italianos, todos necesitan una app para solventar demanda de comida a casa

No importa si tu especialidad son las hamburguesas caseras —tan de moda en los últimos tiempos— o la comida mexicana, italiana o japonesa. Lo único que importa, en realidad, es que tu restaurante cuente con una app para ayudarte a sacar el máximo partido a tu negocio gracias a una buena gestión de los pedidos y entregas take away o a domicilio.

Y no solo hablamos de take away en Barcelona, Madrid u otras ciudades grandes: está demostrado que quienes habitan en poblaciones más reducidas también desean sumarse a los hábitos de moda que se advierten con fuerza en las grandes urbes.

Además, las nuevas posibilidades para el desarrollo de apps las hacen compatibles tanto para dispositivos Android como iOS, e incluso es posible crear apps que no precisen descargas ni instalaciones: se puede acceder a ellas mediante una URL o bien leyendo un código QR, si se desea. Es fácil, es barato, es rentable.

Así pues, si los consumidores reflejan una tendencia y las nuevas tecnologías permiten adaptarse a ella de forma cómoda, económica, segura, ágil y eficiente, ¿no sería absurdo no reaccionar a tiempo y sumarse a la ola? Contacta con Business Tailor si decides dejar de mantenerte al margen y dar el paso hacia la consolidación de un modelo de negocio funcional e innovador para tu restaurante.

Business tailor ofrece una plataforma exclusiva para la gestión casi total de su negocio sin porcentajes e incluyendo todo en solo panel de control el cual puede ser manejado por ellos mismos con solo un fee mensual y a un precio totalmente razonable